"Para estar guapa debes primero sentirte guapa".

Es ya un secreto gritado a voces: La belleza no nace, se desarrolla y potencia en la persona, en sus actos, modales, gestos cuidados y (por supuesto) la apariencia física. La belleza es el cuidado integral en la persona, que combina aspectos individuales y globales.

 

 

Todos percibimos a la persona como un conjunto de sensaciones. Reconocemos la belleza no sólo por la estética de un rostro o una figura bonita. En la visión de nuestros semejantes influyen muchos aspectos, tanto de su personalidad como de su físico. Y es que no se trata sólo de apariencia, de estética, sino también de salud y bienestar: la belleza exterior comienza por el bienestar interior.

En el brillo del pelo o la suavidad del cutis intervienen factores como el cuidado exterior, la alimentación y la dieta, el estado de ánimo, el autoconcepto que tenga de sí mismo el individuo, etc. Por suerte en la actualidad son cada vez más los esteticistas que han sabido interpretar este mensaje y se han especializado en belleza partiendo del cuidado global de la persona. Por supuesto todos vemos la belleza de una forma integral, y una cosa es evidente: un cuerpo bello comienza por unos tratamientos bien organizados y planificados.

Los tiempos han cambiado y los consumidores exigen cada vez más servicios específicos y profesionales que en conjunto cuiden a las personas en todo su ser. Los profesionales de los Spa han incorporado esta filosofía a sus centros. Los conceptos de bienestar se unen a los conceptos de estética y belleza abriendo nuevas puertas en el desarrollo de todo un ritual de tratamientos que llenan de magia los momentos dedicados a embellecerse.




Este desarrollo cada vez mas acelerado en los avances de belleza y bienestar tanto en mujeres, hombres, niños y ancianos ha logrado que dediquemos estas lineas, y millones de personas como tú, se apasionen tanto del tema.Podemos garantizar que se avanza por el buen camino. Todo está cambiando y hoy podemos hablar en términos muy positivos del futuro de la estética integral, donde se exigen espacios exclusivos con un ambiente rico en sensaciones creadas para dar protagonismo al bienestar. Los clientes son los que más valoran y agradecen esta atención personalizada, que se cuide a la persona en todas sus facetas.

tips de belleza