A la hora de maquillar las es importante la elección de un perfilador para intensificar y modificar fácilmente dibujando la forma de las cejas, a pelo en la dirección del nacimiento de las mismas. Elige un tono que sea igual o ligeramente más claro que el tono del cabello.

Utiliza el pincel para determinar los tres puntos clave de una ceja:

- Dónde debería empezar la ceja: sostén el lápiz verticalmente, apoyándolo en la (sobre un lado) y llévalo hasta el ángulo interno del ojo. En ese punto es donde debe empezar la ceja.

- Dónde debería arquearse la ceja: partiendo de la posición anterior, inclina el lápiz con un extremo apoyado en el borde extremo de la aleta de la nariz, hasta que forme línea recta con la mitad del ojo. Este debería ser el punto más alto de la ceja.

- Dónde debería terminar la ceja: inclina el lápiz con un extremo apoyado en el borde extremo de la aleta de la nariz hasta que forme línea recta con el ángulo externo del ojo. Ese debería ser el final de la ceja.

Por último, dibuja trazos cortos con un lápiz en la dirección del cabello para realzar y potenciar la forma de al ceja y luego péinala.

tips de belleza